Paseo por Barcelona

boton_volver

barcelona

Accesibilidad: carro-bebe mochila-portabebes

Este verano decidimos poner rumbo a la parte norte de Cataluña, eso sí, no podía faltar una visita express a Barcelona. Teníamos pensado ver varias cosas y queríamos que nos cundiera el día, así que salimos bastante temprano de Madrid.

Esta vez elegimos el Hotel Catalonia Albéniz por su cercanía con el centro de la ciudad. Como teníamos reserva en el Parking Gratsa que hay en Carrer de Mallorca, pudimos dejar el coche sin problema, ya que para aparcar es una zona muy complicada.

Barcelona

Al salir del hotel, subimos la Avenida Mediterránea hasta llegar a la estación de metro de Clot (L2 morada). Allí cogimos un tren hasta Sagrada Familia donde hicimos trasbordo a la L5 (azul) para bajar en la parada de Diagonal, donde empieza el Passeig de Gràcia, una de las avenidas principales de Barcelona y más famosa de Cataluña. Tiene algo más de 1 km y se tarda en recorrer, a un ritmo tranquilo y teniendo en cuenta que pararéis a hacer algunas fotos, unos 30 min. Durante paseo, además de una gran cantidad de tiendas de grandes marcas, podréis ver La Casa Mila o La Pedrera, como es mas conocida, y la Casa Batlló. Cuando fuimos debían estar haciendo obras en la fachada de la Casa Mila, por lo que no pudimos verla al estar tapada con un lona. Esperamos que vosotros tengáis mas suerte y podáis sacarle algunas fotos.

Os daréis cuenta de que estáis llegando a la Casa Batlló al ver la cantidad de gente arremolinada en la entrada. En un principio se pensó derribar el edificio para construir uno nuevo,  pero Gaudí decidió remodelar la fachada creando el conjunto de piedra y cristal que ahora vemos. Se encuentra en la “manzana de la discordia”, llamada así por la rivalidad entre los tres arquitectos que construyeron en ella.

Una vez llegamos a Plaça Catalunya, giramos a la derecha bordeando el parque hasta llegar al comienzo de la Rambla, donde encontramos la famosa Fuente de Canaletas. Cuenta la leyenda que “aquel que beba de su agua volverá a Barcelona”, así que forma parte de uno de las visitas indispensables de la ciudad, aunque, bebáis o no, os aseguramos que volveréis.

La Rambla es el paseo más emblemático y concurrido de la ciudad. Se divide en 5 tramos que, en conjunto, forman un recorrido de algo más de 1 km. Vale la pena tomarse algo de tiempo para ir descubriendo con calma sus comercios, edificios y quioscos de prensa, flores y aves.

La-rambla

Bajando, en la Rambla dels Estudis (tramo verde), encontramos el edificio de la Real Academia de las Ciencias y Artes. Tiene en su fachada el reloj que, durante años, marcó la hora oficial de la ciudad. Sabréis que estáis entrando en la Rambla de Sant Josep (tramo azul) al ver los primeros kioscos de flores. Allí se encuentra el Mercado de la Boquería. Es curioso ver como los vasos de granizados y frutas decoran los puestos iluminando la entrada mientras curiosos y turistas se arremolinan para comprar, hacer una foto o simplemente dar un paseo por un lugar tan colorido. En la Página del Mercado tienen un plano del recinto para quien lo quiera visitar además de eventos y curiosidades.

Mercado Boquería

Al salir, ya en la Rambla, nos fijarnos en que, en el suelo, había un mosaico de colores. Se trata de una obra de Joan Miró que representa la totalidad y la perfección.

Las siguientes Ramblas que encontramos fueron la de los Caputxins (tramo marrón), con el Liceo, y la de Santa Mónica, donde se encuentran los caricaturistas, el Museo de Cera y, al final del camino, la estatua de Cristobal Colón en la plaça con el mismo nombre. Aquí es donde llegamos al puerto, una sexta rambla o Rambla del Mar.

Edificio Autoridad Portuaria Puerto Plaça de Colom

Teníamos entradas para ver la Sagrada Familia a las 19 h y no sabíamos si nos daría tiempo a ver el resto de cosas que nos quedaban por visitar, por lo que decidimos ir directamente al Parque de la Ciudadela y comer por allí antes de entrar. Cogimos un tren en Drassanes (L3 Verde Oscuro) para bajarnos en Arc de Tiomf (L1 Roja). Nada más salir ya vimos el arco presidiendo el paseo de camino al Parque de la Ciudadella. Esta zona es mucho más tranquila y con menos afluencia de gente, por lo que el paseo puede resultar más cómodo si vamos en temporada alta.

arc-de-triomf

Comimos unos sándwich en unos bancos que hay en la entrada del parque para no perder mucho tiempo y, en seguida, nos pusimos en camino.

Parque de la Ciudadella1 Cascada monumental
2 Quiosc de música
3 El Mamut
4 Llac artificial
5 Als voluntaris catalans
6 Parlament de Catalunya
7 Desconsol
8 IES Verdaguer
9 Església de la Ciutadella
10 Estàtua eqüestre al General Prim
11 Entrada del parc zoològic
12 La dama del paraigua
13 Umbracle
14 Museu Martorell
15 Hivernacle
16 Castell dels tres dragons

Durante muchos años, fue el único parque de la ciudad. Cuando os acerquéis a la cascada, encontrareis El Mamut, una figura a escala que se ha convertido en el símbolo del parque y que mide 3,5 metros de altura y 5,5 metros de largo.

 Al ver que aún teníamos tiempo, nos animamos a ir hasta la parada de Jaume I, donde se encuentra La Catedral de Barcelona, y, desde allí, dar un paseo hasta la Sagrada Familia pasando por la Iglesia de Santa María del Mar. Aunque la Catedral tiene unas escaleras a la entrada, la Iglesia de Santa María del Mar tiene una rampa de acceso en uno de sus laterales.