Parque Natural de Lagunas de Ruidera

boton_volver

lagunas-de-ruidera

Accesibilidad: carro-bebe mochila-portabebes

En nuestra visita a Ciudad Real, una de las rutas que no podíamos perdernos era la del Parque Narutal de las Lagunas de Ruidera,  un oasis tropical en pleno corazón de La Mancha.

Este fin de semana nos alojamos en Apartamentos Los Panchos, en Ruidera. El Apartamento era bastante amplio y, al ser la última planta, tenía una terraza muy curiosa. La pena fue que el tiempo no nos acompañó para poder disfrutarla un poco, nos hubiera gustado poder desayunar  allí, ya que las vistas eran preciosas.

Al llegar al Pueblo, en la entrada, paramos a tomar un café en el Bar La Perca Rosa. Tiene una terraza a orillas de la Laguna del Rey donde pudimos relajarnos un rato tras el viaje.

Una vez en Ruidera y tras acomodarnos en el apartamento, decidimos ir a dar una vuelta y dejarnos sorprender por sus largas calles empinadas. Subiendo por la Calle San Pedrá, llegamos hasta el Mirador Laguna del Rey, desde donde hay unas fantásticas vistas de la laguna del mismo nombre y que forma parte de una de las zonas habilitadas para el baño.

Dentro del Parque de Las Lagunas de Ruidera, hay varias Actividades o Itinerarios que podreis contratar como piragua, kayak o, incluso, buceo. Nosotros decidimos dar un paseo con el coche, parando en los miradores o chiringuitos que encontrábamos en las playas de las lagunas. Es asombroso encontrarse este oasis en medio de La Mancha, donde el paisaje parece tan llano y seco.

Seguimos la carretera hasta llegar a La Laguna Tomilla. Tuvimos que bordearla por un camino asfaltado hasta ver el final de este, donde pudimos dejar el coche en un pequeño aparcamiento de tierra. Aquí es donde comienza la Ruta de la Laguna Blanca, un itinerario sencillo de 8 km de ida y 8 de vuelta que transcurre junto a la orilla de las lagunas y que forma parte de La Ruta del Quijote. Todo el camino está señalizado con postes de madera que nos fueron indicándonos los puntos en los que nos encontrábamos. Hay que tener en cuenta que no se trata de un camino asfaltado sino de tierra, por lo que en época de lluvias tendremos que sortear algún charco que otro. Por lo demás, no se nos hizo muy complicado el acceso con el carro. Os dejamos el Folleto de la Ruta Laguna Blanca que encontramos por Internet para que podáis haceros una idea del itinerario.