Conjunto Monumental del Monasterio de Piedra

boton_volver

conjunto-monumental

Accesibilidad: carro-bebe      mochila-portabebes

Cuando llegamos al Monasterio de Piedra no sabíamos si nos daría tiempo a ver todo el recinto. Aún no estábamos muy entrenados en esto de hacer escapadas con la peque y perdíamos mucho tiempo entre potitos y cambios de pañal, así que solo compramos entradas para ver el Parque Natural. A la salida, y al ver que teníamos toda la tarde por delante, nos animamos a preguntar las próximas horas para las visitas guiadas al Monasterio. Para hacer tiempo comimos unas tapas en el restaurante que hay en la Plaza de S. Martín.

Una vez dentro del Monasterio, esperamos a que comenzara la visita en una sala que da al Claustro y desde la que se puede ver el interior del Hotel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El recorrido también lo hicimos con la mochila portabebes. Aunque el recinto está bien acondicionado para sillas de ruedas, nos hubiéramos perdido algunas zonas por ser de difícil acceso al tener escaleras, como la cripta de la Iglesia. Pero hay que decir que la mayor parte del edificio y las salas mas importantes se recorren sin problemas.
La entrada al Monasterio incluye también la visita al Museo del Vino y las Exposiciones de La Historia del Chocolate y los Carruajes, también adaptadas con rampas.

Creo que hicimos bien en pedir la visita guiada, ya que te enseñan las salas al detalle y te cuenta anécdotas o curiosidades que sin guía no hubiéramos visto.