Comillas

Uno de los lugares que conocimos en nuestras vacaciones de 2015 fue Comillas. Tomaros tiempo en visitarlo, ya que tiene bastante que ver.

Dejamos el coche en un parking que hay en Paseo Galleri 8 y fuimos a comer a la zona de la playa (calle Jesús Cancio y Paseo del Muelle). Si queréis algo mas céntrico para tener todo mas a mano, muy cerca de la oficina de Turismo también hay algunos restaurantes (Calle Joaquín Puélago)

Muy cerca del parking, subiendo por una calle que hay justo en frente, se encuentra el Cementerio Ruta Modernista (Paseo Manuel Noriega), integrado en las ruinas de una ermita gótica y con unas fantásticas vistas al mar por encontrarse en lo alto de una montaña. A nosotros nos tocó cargar con el carro para subir las escaleras que hay en la entrada, ya que no está adaptado, así que os recomendamos que vallais con la mochila portabebes.

Al salir dimos un paseo hasta la Universidad de Comillas y el parque que hay junto al Palacio de Sobrellano. Como ya sabéis, íbamos con el tiempo justo, así que no pudimos entrar en ninguno de los dos sitios y no podemos aseguraros que sean accesibles.

En el Barrio Sobrellano, entrando por la Plazuela Fuente Real, esta El Capricho de Gaudí o Villa Quijano. La entrada la podéis comprar en la taquilla por unos 5€. Quitando el acceso a las torres o a los desvanes (escalera de caracol), el resto de la planta del edificio está totalmente adaptado. Los jardines también son accesibles, pero al estar el suelo empedrado puede resultar un poco incómodo para sillas de ruedas.

Antes de irnos, nos acercamos con el coche hasta el Monumento al Marqués de Comillas, donde hay un mirador con unas vistas espectaculares al mar. Cómo curiosidad para los más cinéfilos, indicaros que justo detrás podréis ver la Mansión del Duque Almodóvar del Río, una casa que ha sido utilizada como escenario en varias películas, como “Sexy Killers, morirás por ella” o “La Herencia de Valdemar”