Visita Express a Valencia

boton_volver

 

Visita express a valencia

 

Cuando nació nuestra pequeñaja teníamos ganas de hacer alguna escapadita. Los últimos meses habíamos estado bastante parados, así que, tras pasar las revisiones rutinarias del primer mes y ver que todo estaba perfecto, pusimos rumbo a Valencia.

Por si os animáis a hacer una visita express como la nuestra, os facilitamos un mapa que podréis ver en Google Maps con nuestro recorrido.

  • MAPA

DÍA 1

Al llegar dejamos el coche en la Carrer de Carolina Álvarez. No nos resultó complicado aparcar por la zona, aunque tal vez en temporada alta tengáis que dar alguna vuelta (nosotros fuimos en marzo).

Teniendo en cuenta que la entrada al hotel que habíamos reservado teníamos que hacerla a partir de las 12h, decidimos dar un paseo para ver los sitios en los que podíamos comer. Siguiendo la Carrer de Menorca en dirección a Paseo de la Alameda, encontramos un Corte Ingles donde pudimos pedir el menú del día. Se come bastante bien y hay unas vistas muy chulas de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Tras dejar todas las cosas en la habitación y descansar un poco del viaje, dimos un paseo hasta la playa. Todo el paseo lo hicimos con el carro, ya que nuestra pequeña era muy chiquitina y aun la llevábamos en cuco.

Valencia es una ciudad totalmente adaptada para ir en bicicleta, por lo que conocerla pedaleando es también muy buena opción. Por si tenéis oportunidad de hacerlo, os dejamos un link con Rutas en Bicicleta por Valencia que hemos encontrado en Internet y que propone muy buenas opciones. El ayuntamiento ofrece un servicio de alquiler de Bicicletas (Valenbisi) del que os facilitamos su Mapa de Estaciones.

Al llegar a Avinguda de Manuel Soto encontramos las primeras instalaciones de La Marina Real Juan Carlos I: Los Tinglados o Muelles. Dentro del Tinglado 2 vimos a un grupo de chicos aprendiendo a patinar en la gran explanada del muelle.

Casi al llegar al final de la Avinguda, llegamos a una parte del Circuito Urbano de F1 de Valencia junto al Vele e Vents. Os daréis cuenta de que estáis llegando al ver las marcas de colores en el asfalto. El acceso es libre y directo desde la calle, por lo que vale la pena verlo.

Plano Circuito Urbano F1

Plano Circuito Urbano F1

Un poco más adelante, pudimos seguir el paseo por el Muelle del puerto marítimo, ya que tiene rampa para subir a la parte de arriba. Este muelle sigue siendo parte de la Marina Real Juan Carlos I. Es muy habitual ver a gente sentada, paseando o corriendo. Allí pudimos sentarnos un rato para dar de comer a la pequeñaja. Tiene unas vistas preciosas de la Playa de las Arenas y la Playa de la Malvarrosa.

Para terminar, dimos una vuelta por el paseo marítimo de la Malvarrosa y pudimos tomar algo en una de las terrazas que hay en esa zona antes de volver al hotel.

DÍA 2

El segundo día lo aprovechamos para ir a ver la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Ya que no sabíamos si nos daría tiempo a verlo todo, nos decidimos a comprar entradas para visitar el Oceanografic. Hay que decir que tienen packs para poder ver los diferentes edificios que forman la Ciudad y se pueden comprar tanto en taquilla como en Internet. En este último suelen tener descuentos, por lo que vale la pena comprarlo con un poco de antelación.

En la entrada os facilitarán un mapa para que podáis situaros en todo momento, ya que el recinto es bastante grande.
mapa oceanografic
El parque está adaptado para sillas de ruedas, por lo que podréis ir con el carro perfectamente. Además, en el edificio de acceso, bajando en el ascensor hasta la planta -1, tienen una sala de lactancia con microondas. Está justo detrás del mostrador de la recepción, así que tendréis que preguntar para que os la abran. Por lo que vimos, la mayor parte de las salas tienen baños con cambiadores, lo que os evitará volver al edificio principal cuando tengáis que cambiar el pañal al peque.
Tuvimos la suerte de poder coincidir con una exhibición de delfines que nos encantó. Como la mayor parte del delfinario tiene gradas, los chicos de la entrada, al ver que teníamos un carro, nos indicaron la forma de llegar a una explanada que tienen en primera fila desde donde pudimos verlos perfectamente.
La verdad es que salimos encantados y no descartamos ir otra vez cuando la pequeñaja sea un poco más mayor.